Entrevista a Ricardo Acosta, piloto de Austral Líneas Aéreas #SueñosCumplidos

Hoy te traigo una entrevista que le hice a un excelente colega de trabajo con quien he tenido el gusto de volar y compartir Recurrents (para quienes no saben, el “Recurrent” es la manera en la que llamamos a la instrucción repetitiva que las tripulaciones realizamos anualmente para refrescar contenidos varios así como procedimientos de emergencia e intercambiar ideas y opiniones sobre diversos temas con respecto a nuestro trabajo aeronáutico y posición en la compañía). 
Te presento a Ricardo Acosta: Primer Oficial de Austral Líneas Aéreas, Docente y gran perseverante, quien ha cumplido su sueño de volar, y nos cuenta sobre eso 🙂
Si estás pensando en dejar tu proyecto de lado, cualquiera sea éste, el mensaje que Ricardo expresa es para vos: agarrá unos pochoclos y una Pepsi (mi gaseosa preferida) y leé esta entrevista. Te dejo con Ricardo:
Alura: Contanos sobre vos: ¿cómo te definirías y quién sos?
Ricardo: Me defino como una persona que intenta ver más allá en la gente que conozco. A veces es bueno, a veces no. Y si puedo ayudar, me gusta hacerlo. Soy un piloto al que le hubiera gustado vivir en una época más romántica de la aviación.
A: ¿Qué sueño tenías que pudiste cumplir y cómo fue ese proceso? ¿Qué pensabas cuando se presentaban dificultades en el camino de su cumplimiento? ¿Qué sentiste cuando se cumplió y lo viste hecho realidad?
R: Mi sueño más grande siempre fue volar. Desde que era chico. Pero también desde chico supe que no sería fácil. No tenía a nadie en mi familia relacionado con la Aeronáutica y además siempre fue una actividad muy cara. Hubo muchas dificultades en el camino: una de las más grandes tuvo que ver con escuchar a mucha gente que intentaba convencerme de que esto no era para mí. Al principio pasé por etapas de impotencia y mucha tristeza. Tenía que ver también con la edad.
Con el tiempo fui adquiriendo seguridad, y empecé a disfrutar del camino. Cuando finalmente llegué a ser instructor de vuelo, pensé que había logrado bastante, teniendo en cuenta desde dónde había empezado. Ya tenía 30 y lo disfruté mucho. A los 34 me llegó la oportunidad de volar en una Línea Aérea y me sentí muy afortunado. Un año después casi sin pensarlo estaba rindiendo para entrar en la línea donde trabajo actualmente. Las puertas comenzaron a abrirse y a partir de ese momento supe que los límites más difíciles de traspasar se los pone uno mismo.
A: ¿Qué nuevo sueño/proyecto tenés ahora?
R: A los 40 años volví a vestir un uniforme militar como reservista, y descubrí que a pesar de mi edad puedo servir a mi país, puedo aprender y también aportar mi experiencia en la aviación. No es un proyecto mío, pero lo tomo como si fuera mío y creo que será muy satisfactorio.
A: ¿Qué querías ser cuando eras chico? ¿Por qué?
R: De chico quería ser Aviador Militar. No soy Aviador Militar. Pero soy piloto de línea aérea y también soy Oficial de la Reserva. Llegué bastante cerca. El porqué no se puede explicar. Llegué a la conclusión de que ser piloto, ser militar, ser médico o ser bombero son actividades que uno lleva consigo desde que nace. Es vocación.

“Con el tiempo fui adquiriendo seguridad, y empecé a disfrutar del camino. Cuando finalmente llegué a ser instructor de vuelo, pensé que había logrado bastante, teniendo en cuenta desde dónde había empezado”.

A: ¿Qué consejo le darías ahora a tu ser del pasado cuando eras más joven?
R: Le diría que mucha gente le va a dar consejos, pero no todos van a ser realmente útiles. Lo más difícil es conocer a las personas y qué los motiva a darnos consejos. No todos los consejos son gratis y algunos son demasiado caros, porque nos hacen perder el tiempo, que es lo más valioso que tenemos.
A: ¿Qué es lo que más te gusta de ser piloto? ¿Qué le cambiarías? ¿Por qué lo hacés?
R: Es una carrera que exige mucho profesionalismo, eso es lo que más me gusta. Le cambiaría algunos horarios a los vuelos, en especial los que obligan a levantarse a las 3 de la mañana (ay, yo también 🙂 ). Pero hago este trabajo con gusto porque todo es un desafío: el avión, la meteorología, incluso los horarios.
A: Si tuvieras que elegir otra profesión, ¿a qué otra cosa te dedicarías y por qué?
R: Mi segunda profesión es la docencia. De hecho me dedico a ella. Soy profesor en una escuela aeronáutica. Doy instrucción de vuelo por instrumentos en un simulador y doy clases en la aerolínea en la que trabajo.

“Las puertas comenzaron a abrirse
y a partir de ese momento supe que
los límites más difíciles de traspasar
se los pone uno mismo”.

A: Si supieras que no vas a fracasar y que por arte de magia todo lo que hagas este mes te va a salir bien, ¿qué harías?
R: Pediría una licencia y me iría a volar alguna aeronave distinta de la de una aerolínea. Haría evacuación sanitaria… o lucha contra incendios… me gustaría probar otros tipos de vuelos. Desde ya haría vuelo militar. Pero sin dejar definitivamente mi empleo actual.
A: Si supieras que hoy es tu último día en este plano, ¿a quién te gustaría ver y qué le dirías?
R: Me gustaría ver a mis hijas y me gustaría tratar de averiguar cómo será el resto de sus vidas y trataría de decirles algo que les sirva para su futuro.
A: ¿Quién es tu héroe/heroína y por qué/qué hizo? ¿Qué tiene que tener una persona para que la admires?
R: Mis héroes son hombres comunes y corrientes que dedicaron su vida a nuestro país y pusieron su vocación de servicio por sobre todo lo demás. Desde ya los héroes de la independencia como San Martín y Belgrano. Y los héroes de Malvinas: muchos de ellos están hoy entre nosotros.
Para que yo admire a una persona tiene que tener humildad y ser capaz de seguir siendo humilde cuando haya alcanzado la excelencia en lo que hace, que es lo más difícil.
A: ¿A qué le tenés miedo y por qué?
R: Miedo tengo a tirarme en paracaídas, o a nadar en una oscuridad absoluta. Pero son miedos a lo desconocido. El miedo es un mecanismo de defensa, nos ayuda a vivir. No hay que dejar que el miedo nos bloquee. Solo hay que saber usarlo y animarse a vencerlos.
A: ¿Cuál fue tu peor error? ¿Te gustaría borrarlo de tu historia? ¿Por qué?
R: Mi peor error fue no haber terminado ninguna de las carreras de grado que empecé.
A: ¿Cómo creés que eso cambiaría tu vida?
R: Si tuviera un título de grado podría hacer cursos o maestrías que me gustan y a las que no tengo acceso. Este año quise anotarme en un profesorado muy ilusionado. Hasta que me pidieron el título. Hoy en algunos ámbitos ese hecho me tiene estancado.
A: ¿Qué mensaje te gustaría dejar a los lectores de este blog?
R: Que los sueños se cumplen y que es mucho más fácil cuando uno aprende a disfrutar del camino. La sensación de estar haciendo algo que nos lleva a cumplir nuestro sueño es única y muy satisfactoria, pero para apreciarla hay que ser positivo. Si uno se queja todo el tiempo, el proceso puede ser abrumador y mucha gente abandona por eso. La actitud es fundamental, tanto para nosotros como para los que nos rodean. Actitud y disciplina.
Preguntas bonus track 🙂
A: ¿Alguna vez tuviste alguna emergencia en vuelo?
R: Hace unos 7 años tuve una despresurización. Pero muy lenta. Tuvimos que descender a 9000 pies y seguimos el vuelo al destino porque estábamos más cerca del destino que de otro aeropuerto. La verdad es que hicimos las listas y resolvimos con mucha tranquilidad, que es lo más importante en estos casos. Mantener la calma. Y seguir el procedimiento adecuado.
A: Cuando surgen dificultades, ¿qué hacés para motivarte y no decaer?
R: Pienso en el objetivo. Si uno se queda con la oscuridad inmediata está perdido. Hay que levantar la cabeza para ver el resplandor en el horizonte y seguir en el camino.
A: ¿Cómo te gustaría ser recordado?
R: Hace unos años falleció un persona que me ayudó mucho en mi carrera de piloto. Cuando fui al cementerio me presenté a una de las hijas y le dije: “si no hubiera sido por él, yo no estaría donde estoy”. Y ella me respondió: “A mi papá le encantaba ayudar a los los pilotos. Muchos se me acercaron a decírmelo”.
Y pensé que es una excelente manera de ser recordado.
A: ¿Qué te gustaría que ocurriera en tu último día aquí en este plano y qué te gustaría que ocurriera luego?
R: Me gustaría ver encaminados los viajes a Marte. Y que luego el ser humano pueda continuar la expansión fuera de nuestro planeta.
A: Sí, también me gustan los viajes espaciales, y me hubiera gustado ser astronauta. Eso te lo cuento otro día…
Gracias, Ricardo, por tu tiempo en contestar cada una de mis preguntas 🙂 Definitivamente, tu actitud te augura una vida llena de éxitos 🙂
¿Qué otras preguntas te gustaría hacerle a Ricardo? Dejalas en los comentarios de abajo 🙂
Y si te gustó esta entrevista, compartila en tus redes sociales. También mandásela a quienes sepas que necesitan esa dosis de motivación para continuar con sus proyectos, a fin de que se transformen en #SueñosCumplidos.
No olvides suscribirte a este blog, así como a mis redes sociales, para recibir las actualizaciones que vaya publicando 🙂
¿Te gustó? Compartilo y suscribite 🙂

3 comentarios

  1. Me encantó la entrevista! Muchas gracias Ricardo, tus palabras ayudan mucho a quienes estamos en el proceso de concretar nuestro sueño de volar. Saludos!

  2. Alita Vecchiarelli dice: Responder

    Emocionante la entrevista!!! mis felicitaciones a Ricardo por sus logros y su sinceridad, se me puso la piel de gallina en algunas partes. Te felicito a vos por esta entrevista Ale. Hasta la próxima

  3. Una gran persona y excelente compañero, un gran abrazo a un noble hombre como Ricardo!!!!

Deja un comentario